Inteligencia Artificial para proteger el medio ambiente

Los problemas relacionados con el medio ambiente se encuentran en el punto de mira de la actualidad. Cada vez son más evidentes los efectos del cambio climático y sus consecuencias ya están haciéndose presentes en el día a día de las personas. El exceso de plásticos está en el podio de los asuntos más preocupantes, así como la contaminación. El equilibrio del planeta está en un punto de inflexión y es ahora el momento de tomar cartas en el asunto para proteger e intentar recuperar lo que el hombre ya ha destruido. En este entorno, la Inteligencia Artificial es una gran aliada para superar este punto de no retorno.

Entre las aplicaciones destacadas de la Inteligencia Artificial orientadas a la contaminación destacan:

  • El aumento de los vehículos autónomos y eléctricos. Reducir las emisiones es una prioridad y en las grandes ciudades ya se están tomando medidas restrictivas contras los coches más contaminantes.

 

  • Ciudades Inteligentes. La aplicación de la tecnología tanto en la gestión energética de las ciudades como en los propios hogares facilitará el ahorro en recursos como agua y electricidad. Gracias a electrodomésticos inteligentes se puede adaptar el consumo a los recursos disponibles o a los que el planeta nos ofrece. Esto ocurre, por ejemplo, aplicando esto al sistema de alumbrado público.

 

  • La Agricultura Inteligente. En el artículo “La Inteligencia Artificial gana terreno en la agricultura” ya desarrollamos este tema, uno de los más importantes en lo que a medio ambiente respecta. Con una agricultura inteligente se puede reducir el consumo de agua, controlar plagas y generar cultivos más rentables.

  • Mejor predicción de la meteorología. La Inteligencia Artificial es capaz de predecir con mayor antelación y exactitud fenómenos naturales como huracanes, tsunamis o tormentas. De esta forma, el tiempo de reacción sería mayor y los daños ocasionados en desastres naturales descenderían considerablemente.

 

Las grandes compañías ya están al tanto de todo esto y poniéndose manos a la obra. Es el caso de Microsoft que creó el programa AI for Earth, cuyo objetivo es el empoderamiento de las personas y organizaciones para que busquen soluciones a los desafíos medioambientales del planeta con Inteligencia Artificial. Uno de sus trabajos más famosos, fue la labor realizada para la protección de los elefantes en la República del Congo, en peligro de extinción y bajo la amenaza constante de los cazadores furtivos.

Otras multinacionales, como IBM han recopilado datos de todo el mundo como cambios en los vientos o en las radiaciones. Esto tiene múltiples aplicaciones, como la predicción y lucha contra los incendios forestales.

La Inteligencia Artificial puede tener tantas aplicaciones como el ser humano pueda imaginar. Por ello, se deben aprovechar todos los usos posibles en hacer la vida más cómoda y fácil al ser humano, para encaminar a la humanidad hacia el progreso. Además, dentro de lo posible como ocurre con el medio ambiente, lo más inteligente es emplear la Inteligencia Artificial para arreglar errores pasados o, al menos, a hacer que el estado de nuestro planeta no vaya a peor.

 

 

Contacto de Marketing y Comunicación de Pervasive Technologies,

Noemí Fernández: marketing@pervasive-tech.com