La Inteligencia Artificial llega al mercado de la moda

La Inteligencia Artificial tiene cabida en todos los sectores que se pueda imaginar y, como no podía ser menos, su presencia no iba a pasar desapercibida en la industria de la moda.

Compra desde smartphone

La IA, el Big Data y el aumento constante de las compras a través del smartphone son los protagonistas de algunos de los cambios más destacados del mundo textil. Cambios tanto a nivel del consumidor, como en el modelo de negocio.

De esta forma, la tecnología es quien da la bienvenida a la nueva industria de la moda.

Los nuevos modelos de negocio en la industria de la moda están basados en el nuevo concepto de “fast fashion”. Esta tendencia, fuertemente marcada por la velocidad, tiene a las redes sociales como protagonistas de la estrategia, mientras que abre la puerta al Big Data.

Por otra parte, la Inteligencia Artificial está cambiando el mundo de la moda tanto para consumidores como para diseñadores y fabricantes. Y es que, el reconocimiento de imágenes está tomando cada vez más protagonismo en este mercado. Desde sistemas que analizan las prendas de quien las lleva puestas y te dice dónde comprarlas o te sugiere algunas similares hasta predecir qué será tendencia en base a las búsquedas más frecuentes de los usuarios.

shopping

Algunas marcas, Brandsdistribution ya utilizan estos sistemas de reconocimiento de imágenes aplicados a moda para elaborar sus propios catálogos y enfocar su negocio de manera B2B.

No es la única. La marca Lesara afirma utilizar el Big Data para detectar qué es tendencia y a partir de ahí comenzar con toda la producción y llevar los productos que previamente ha detectado a la venta en un plazo de algo más de una semana. De esta forma, las nuevas tecnologías inteligentes alimentan el concepto de fast fashion.

Dejando a un lado el punto de vista empresarial y pasando al del consumidor, la intrusión de la Inteligencia Artificial en el mundo de la moda es toda una revolución para los fashion victims. Son muchas las opciones que ofrece para que la experiencia de usuario sea totalmente completa y satisfactoria. Desde asesores de estilo y de compras virtuales que actúan como auténticos personal shoppers, hasta probadores inteligentes. Estos últimos son cada vez más comunes entre las grandes firmas de moda. Permiten al cliente observar cómo le quedaría la prenda en otro color, en otra talla o ver recomendaciones según sus preferencias.

Los resultados son cada vez más evidentes. En cuanto a la producción, prima la reducción de costes y automatización de las tareas repetitivas o aquellas para las que menos preparación se requiere. Además de una mayor velocidad en la producción del producto. En cuanto a los consumidores, la adopción de la cultura digital, un aumento de la exigencia y un auge del comercio electrónico, son las tendencias en auge.

 

Contacto de Marketing y Comunicación de Pervasive Technologies,

Noemí Fernández: marketing@pervasive-tech.com